Menos recurrencias en cáncer de pulmón con tomografía de tórax

Los resultados de un estudio de fase III en pacientes con cáncer de pulmón de células no pequeñas indican que el seguimiento con técnicas más complejas que la radiografía simple reduce la recurrencia y también permite la detección temprana de nuevos nódulos. El estudio involucró a más de 1,700 pacientes que…



Los resultados de un estudio de fase III en pacientes con cáncer de pulmón de células no pequeñas indican que el seguimiento con técnicas más complejas que la radiografía simple reduce la recurrencia y también permite la detección temprana de nuevos nódulos. El estudio inscribió a más de 1700 pacientes que fueron monitoreados después de la resección cada 6 meses durante los primeros 2 años y luego anualmente con rayos X o una combinación de tomografía computarizada (TC) de tórax, radiografía y broncoscopia.

Aunque la supervivencia global fue similar en ambos grupos durante 8 años, la detección precoz de nuevos signos de la enfermedad permite una intervención rápida con cirugía o radioterapia potencialmente curativa. Eso dice Virginie Westeel, investigadora del Departamento de Neumología de la Universidad de Besançon y primera autora del estudio. Westeel continúa diciendo que este es el primero en evaluar el valor de la TC de tórax en la supervivencia posterior a la resección en pacientes en estadio I-IIIA. Aunque varias guías clínicas recomiendan el régimen de vigilancia utilizado en este estudio, los estudios hasta la fecha han informado resultados contradictorios sobre la posible superioridad de la vigilancia basada en TC. En el estudio actual, solo el 3,3% de las recidivas o nuevos nódulos se detectaron mediante broncoscopia, lo que haría desaconsejable la técnica para este fin, concluye Westeel.


About homes

Leave a Reply

Your email address will not be published.